No es lo mismo decir «soy tonto» que «he suspendido un examen»…

No es lo mismo decir «soy tonto» que «he suspendido un examen»…

Las personas habitualmente confundimos nuestro comportamiento (lo que hacemos) con nuestra identidad (el concepto que tenemos acerca de nosotros mismos), algo que se ve muy claramente cuando nos comunicamos.

Y, cuando lo hacemos, generalizando críticas hacia nosotros mismos que verbalizamos con enunciados como «soy tonto» o «soy un inútil», para referirnos a un comportamiento concreto que no ha resultado como esperábamos, estas generalizaciones pueden fácilmente afectar a nuestra autoestima, creyendo que somos algo que solo define una conducta, puntual y modificable.

Por ejemplo, decir «soy un fracaso» (mi autoconcepto), tendrá consecuencias mucho más profundas que decir «he suspendido un examen» (lo que he hecho en un momento determinado, mi comportamiento).

Trasladar nuestra atención a la conducta (por ejemplo, «he comido en exceso»), en lugar de al autoconcepto («soy un gordo»), o incluso en lugar de a las creencias (por ejemplo, «solo soy feliz si como más»), facilita que veamos la oportunidad de cambiar un comportamiento que nos ha resultado improductivo para conseguir algo. Si dirijo mi atención a lo que creo que soy, sin embargo, se convierte en una verdad absoluta y se hace inmanejable.

Por eso es tan importante cuidar el lenguaje que escogemos para hablar de nosotros mismos y elegir alternativas más saludables como, «he suspendido el examen de matemáticas» en vez de «soy un desastre»; «he engordado unos kilos por encima de mi peso ideal» en vez de «soy un gordo»; «se me han olvidado las llaves» en vez de «soy lo peor»; etc.

Y, si preferimos las generalizaciones, también es posible elegirlas sin que estas resulten limitantes, por ejemplo, «no eran las notas que esperaba, pero todo el mundo tropieza de vez en cuando».

Un gesto tan sencillo como este, nos ayudará a ser cada vez más conscientes de que no somos nuestro comportamiento, dirigiendo las acciones que sean necesarias para mejorar algo, a una capa mucho más manejable que no afecte profundamente a nuestra autoestima.

Si quieres llevar a cabo un cambio positivo en tu vida o enriquecer tu experiencia con técnicas accesibles como esta, te invito a adquirir tu ejemplar de «Más Vale Bueno Por Conocer. Un cambio de actitud imprescindible para estar bien». ¡Adelante!

¡Muestra tu reacción!
+1
90
+1
0
+1
0

💌 ¡No te pierdas las novedades!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *